ERNESTONIA


El numero 7

No es el numero del eterno Raul que salio goleado junto a su Schalke de Manchester, pero con la cabeza muy en alto. Tampoco el de Cristiano Ronaldo, quien no saliera tan alto de Camp Nou el martes, dia en que parecio ni jugar el partido. Tampoco el del Guaje Villa, que no anoto para el Barca finalista de Europa. Hoy quiero dedicar estas lineas para el Villarreal, el Submarino Amarillo, setimo equipo del mundo en el ranking de clubes.

Setimo equipo del mundo. Joder!

Hace un mes estuve en Villarreal. Un pueblito de 50,000 habitantes, con calles de una via, sin mucho que ver, sin mucho que hacer. Ahi, cerca de una ciudad con historia futbolera como Valencia, nace un equipo que hoy le saca muchos cuerpos a los de Mestalla (numero 48 del mundo). Y no solo a ellos, supera a gigantes europeos como Chelsea, Liverpool, Bayern Munchen, AC Milan, o Ajax de Amsterdam. Como paso esto? Como un pueblito ceramiquero logro tener a su equipo en semis de Champions hace unas temporadas y en semis de Europa League esta campaña? Como esta metido nuevamente en puestos de Champions League, cosa que equipos con el presupuesto del Sevilla o el Aleti no logran?

La respuesta apunta a un solo hombre: Fernando Roig Alfonso.

El hombre fuerte del Submarino llega a la Presidencia en el ’97, construye un estadio con capacidad para albergar medio pueblo (literalmente), saca al equipo de la Segunda, lo vuelve a sacar de Segunda y desde ahi no lo volvio a dejar bajar. Junto a el, Jose Manuel Llaneza y un grupo de empresarios (mas que todo de la ceramica) decidieron contratar bien, pero sobre todo formar un equipo.

No esta tan largo el recuerdo de Manuel Pellegrini llevando al Villarreal a Londres, en aquella gloriosa semi de Champions en que Riquelme boto el penal que los hubiera puesto en la final contra el Barca de Rijkaard. Aquel equipo tenia al -para mi- mejor enganche del mundo despues de Zidane en aquel momento, la Bota de Oro de Forlan, al campeon del mundo Pires y a los futuros campeones del mundo Cazorla y Capdevila (junto a Senna que fue campeon de Europa). De Pellegrini, sabemos la historia, sin escalas fue de Villarreal al Real Madrid.

Los nombres que escribo son pesos pesados en el escenario mundial, sin embargo, Roig los convencio de alguna forma para que jugaran ahi. Manejando por Villareal me preguntaba: Donde habra vivido Riquelme? Forlan? Digo, no habia mansiones a la vista, de hecho ni habia donde parquear. Que tienen Roig y Llaneza que logran llevar tanto talento a un pueblo que no podriamos señalar en un mapa?

Realmente no tengo la respuesta exacta, pero se que tienen un scout de lujo, tal vez uno de los mejores del mundo. Recomienda talentos jovenes que estan entre primera y segunda linea, o veteranos de segunda linea que quieren su ultima oportunidad de jugar en Europa. Los junta y hace un equipo solido, posicion por posicion. La cantera, practicamente no existe.

Asi vemos a un jugador como Rossi, por el que nadie se pelea, sin embargo lleva 32 goles esta temporada entre Liga, Copa y Europa. O a Gonzalo, un muy solido central argentino que esta al nivel de los mejores, pero no es considerado uno de ellos. Al brasuca-español Senna, quien nunca tuvo un lugar en la media canarinha, por ende nunca fue tomado en cuenta por los grandes de Europa. O Cani, uno de los mejores pasadores de la Liga. Nadie se pelea por ellos, llegan a precio razonable y con ganas de jugar.

Hoy no hay super estrellas en Villarreal, tal vez lo mas cercano sea Nilmar, pero no lo es. De ese equipo de lujo que perdio la semi contra Arsenal, quedan muy pocos. Sin embargo, acaba de quedar entre los cuatro mejores de la Europa League y sigue estando entre los cuatro mejores de España y es hoy setimo del mundo. Se reconstruyo y parece estar mejor que nunca.

Es para mi un misterio digno de admiracion. El Villarreal siempre sera un equipo Ernestoniano notable.

Anuncios


Un partido de la Liga mas bella del mundo

Sigo la liga española fielmente desde hace unos diez años. Me enganche cuando Riquelme hacia goles olimpicos con el Villarreal, cuando Ronaldinho era ovacionado de pie en el Bernabeu, cuando Zidane todavia hacia magia en los bellos campos españoles. Segui viviendo su intensidad domingo a domingo (o sabado a sabado) con los goles de Villa en Valencia, los de Forlan para el Aleti y sobre todo con el dominio de este Barcelona de Guardiola y Lio Messi, que es un privilegio mirar en nuestros tiempos. La historia de la Liga cuenta nombres y hombres tan grandes como Cruyff, Di Stefano y Maradona y generaciones tan gloriosas como la Quinta del Buitre o este Barca de La Masia. Por estas y muchas razones mas, siempre quise ver un partido oficial de la LFP, en cualquier campo español.

Despues de planear por meses y cruzar los dedos por semanas, se me dio. Cuento la historia pues se que para muchos esto es un sueño igual que lo fue para mi; para compartir cosas que no se ven tras las camaras, el orden o el desorden, los cantos y el silencio.

El dia que llegamos a Barcelona fui a recoger las entradas. Poco glamorosas, como un papel de recibo de cajero automatico, con un codigo de barras, dos logos en blanco y negro, una fecha y una direccion. 120 Euros por unidad. Valiosa presa. Desde aqui la mano pintaba bien: Fila 2, detras del Banco del Submarino Amarillo. Villarreal recibia al FC Barcelona, hoy el mejor club del mundo e ibamos a estar ahi.

Salimos de Barcelona a Valencia en una mañana soleada de sabado, para ir tranquilos, aunque el partido fuera el ultimo de los tres que se jugaban ese dia. El futbol en España se juega tarde, ese ultimo juego arranca a las 10:00p.m. Valencia parecia mejor parada para pasar la noche y quedaba a solo una media hora de Vila-Real. Ya acomodados y despues de pasear un poco por la Ciudad de las Artes y las Ciencias construida por el monstruo Calatrava, nos montamos al auto y comenzamos a manejar rumbo a Castellon, a El Madrigal, la casa que Riquelme construyo.

Si bien esperabamos un recorrido complicado y un parqueo caro, jamas se nos ocurrio tanto bache en el camino. Villarreal es un pueblito de unas 50,000 personas, que tiene un estadio para poco mas de 20,000. Menudo problema, pues las callecitas son de una via y parqueo no existe. Despues de tratar por un buen rato, perderme en un callejon sin salida (del que tuve que salir en reversa a milimetros de pegarle a un Seat) y ver como el reloj se comia los minutos, le pregunte a un policia donde me estacionaba. “Donde pueda!” respondio. Y donde pude me parquee, justo bajo un rotulo que decia “No Parquear”. Encomendando el vehiculo a todos los santos, caminamos a toda velocidad, pues las dos horas de anticipo se habian convertido en diez minutos.

Llegamos para el pitazo inicial.

Delante nuestro la banca del submarino, al lado derecho un fumador empedernido, arriba a la izquierda las barras que no pararon de cantar, en lo que sin temor a equivocarme describo como un gallinero. Atras la venta de cervezas y entrepanes. Gobernando el resto de la vista, un campo verde perfecto y veintidos jugadores, entre ellos siete campeones del mundo, dos de los cuales juegan para el modesto e increible Villarreal. En la banca del Barcelona, Pep Guardiola y el doble Balon de Oro, Lio Messi.

Comenzamos a tomar fotos, pero rapido pare. No queria perderme accion alguna. El Submarino apretaba de nuestro lado del campo. Vimos las subidas a velocidad de la luz del tano Rossi, la pegada de Marco Ruben, pibe de River que cayera en buenas manos amarillas y las paradas de Victor Valdes, campeon del mundo que se comporto como tal. Mencion especial a Santi Cazorla y a Gonzalo, jugadores sin duda de otra categoria. El Barca aguanto.

Admito que fue rarisimo ver a Dani Alves o a Andres Iniesta a diez pasos de distancia. Escuchar a Busquets, o la pegada en un corner de Capdevila. Con audio sin duda se vive mejor. Asi acabo el primer tiempo y fuimos rapido por un par de cervezas y un bocadillo de tortilla, en una de las areas mas pequeñas del estadio. Me parecio divertido y a la vez muy seguro que en los tuneles no hubiera contacto entre secciones, imagino para evitar broncas con los contrarios. Un cigarrillo y a la cancha de nuevo.

Despues de cinco minutos, aparecio de nuevo el traje marron perfecto de Guardiola y tras de el la figura desgarbada del diez. Ese que venia saliendo de lesion y que iba a jugar tocado solo para destrabarle el partido al Pep. El Madrid habia perdido dos horas antes y si Messi hacia de las suyas, el Barcelona tendria ocho puntos de distancia contra su rival historico. Messi lo hizo y el Madrigal en pleno le dio la bienvenida ovacionado.

He visto jugar a la Pulga unas cinco veces ya y esta lo vi mas maduro. Jugo mas pausado, tal vez por estar tocado y solo arranco cuando realmente vio el espacio. Una de esas carreras lo vio deshacerse de cinco rivales y si hacia el gol, hoy seguiria celebrandolo. Trato de tiro libre, asistio compañeros y jalo marcas. Asi llego el gol, con un espacio abierto al “Waka Waka Boy” Pique, a quien nadie espero en un centro de Alves. Le pego a romper las redes y casi lo logra. Celebraron a pasos nuestros.

Termino el juego y Valdez fue a saludar a la barra del Barca que no dejo de cantar en todo el partido, mientras se daban los saludos entre argentinos y brasileros de los dos equipos. No hubo fuegos artificiales, pero no hizo falta. Hubo aplauso de un Madrigal generoso y eso fue suficiente.

De vuelta, estaba todavia el auto, no habia sido remolcado. Manejamos a la medianoche valenciana, con la satisfaccion de que nuestro equipo habia ganado, que habiamos visto al mejor jugador del mundo, con el mejor equipo del mundo, en la Liga mas bella del mundo.



La historia de mis mundiales

Naci en el 71. Era muy pequeño para recordar el de Alemania 74, pero tengo memoria del 78 en Argentina. Recuerdo que habia una feria en la escuela y alguien llevo un televisor para ver el Brasil-Suecia (creo). Tambien la goleada a Peru, la carrera de Kempes y muy bien nombres como Luque, Lato o Cubillas. El poster de esa Copa lo tengo clarisimo, asi como la casa donde viviamos cuando salimos a celebrar el gane de Argentina. Recuerdo a mi viejo con la bandera y a unos pocos argentinos en las calles.

Para el 82 ya era un poco mas grande, sin embargo todavia me gustaban las fabulitas. Ese mundial de España genero una serie de Naranjito, la mascota oficial, en dibujos animados y con el aprendi bastante de la historia del juego. Ese fue el mundial de Paolo Rossi y recuerdo bien querer ser como Dino Zoff (que terrible, algun dia quise ser portero!). Tengo mas o menos clara la expulsion a Diego y tambien haber perdido el interes fuera de la eliminacion argentina. Ahi hice mi primer album con las postales de Scirea, Zico, Maradona y Gordillo.

El ’86 me encontro ya en el colegio y si bien por el Mundial anterior le habia tomado un cierto cariño a Italia, un pibe de apellido Maradona iba a resucitar la sangre argentina. En Costa Rica llegaron muchos programas mexicanos para ese mundial, incluido “Los Protagonistas”, que se presenta hasta la fecha. Recuerdo haber visto en el a un jeque meterse en la cancha, un arbitro al que se le cayeron los dientes y por supuesto, la carrera de Diego miles de veces. Siempre me molesto que los mexicanos dieran el premio al mejor gol de la Copa a dos goles, para poder darle el segundo a un mexicano. Tambien una sombra extraña que se proyectaba en la cancha del Azteca, como una luz, o un parlante, que parecia un sol.

Para el ’90 en Italia ya estaba yo trabajando y mirabamos los partidos en la oficina, ya fuera con televisores de bolsillo, o si eran importantes en la sala de juntas. Lo importante de este mundial, mas que la gran campaña argentina, fue la participacion de Costa Rica. Viviendo en San Jose, nunca he sentido mas efervescencia que despues de ese gane a Escocia en el debut de la “Sele”. Los otros dos partidos, contra Brasil y Suecia me toco verlos en Brasil, por accidente geografico. El juego de octavos contra Checoslovaquia lo vi en el Indoor Club. La final de ese Mundial la vi en La Gauchada, junto al querido Ricardo Martin (qdDg) y ambos nos lamentamos por horas de la perdida argentina.Gran tipo el tio Martin.

El ’94 fue sensacional, no por el campeon, ni por la historia de Diego y el dopaje, ni siquiera por haber sido el primer mundial en Estados Unidos, que siempre hace las cosas tan Hollywood. Por cosas de la vida y a raiz de un negocio con una radio y uno de mis clientes, aparecimos en Pasadena para presenciar tres partidos en el Rose Bowl: Brasil-Suecia (semi), Bulgaria-Suecia (tercer lugar) y la gran final entre Italia y Brasil, que ganara Brasil.  Asi es, yo estuve ahi cuando Baggio mando la pelota a los cielos californianos y cuando un tal Dunga levanto la copa, con un equipo liderado por Romario y Bebeto. Si bien no lo aprecie tanto en el momento, pues Argentina estaba fuera (y de mala manera), el haber estado en un Mundial ya era un honor; en una final, una bendicion.

El ’98 fue un mundial raro, pues por algun motivo no me recuerdo tanto. Si tengo presente la controversia con Ronaldo y Nike para la final y los goles de Zizou. Se que vi el Argentina-Inglaterra en la Ciudad de Mexico y algun otro par de juegos ahi tambien, pero creo que estaba viajando mucho en aquel momento, asi que no lo tengo tan presente.

Para el 2002 ya vivia aqui en Chicago y era divertido, porque eramos un comercial de Coca-Cola. Al ser los partidos de madrugada, nuestra casita era la unica con luz en todo el vecindario (la compañia de refrescos puso de fondo “Dale alegria a mi corazon”, la cancion de Fito y esa imagen de la gente latina en la unica casa con luz). A veces seguia directo sin dormir, otras nos levantamos todavia de noche a seguir a Costa Rica y Argentina. Por suerte (por el horario) ninguna llego muy lejos y pudimos dormir. De cualquier forma, ese lo gano Brasil. Mire un tiempo de la final y nos fuimos de road trip a Boston. Tal vez fue el mundial mas aburrido de mi historia.

En el 2006 la cosa cambio y Argentina venia con todo, Costa Rica volvia al Mundial y habia esperanza, sobre todo con la albiceleste. Roman Riquelme lidero el equipo que despues de 36 pases seguidos hizo un gol a Serbia y nos puso a soñar. Costa Rica cayo estrepitosamente en la inauguracion y poco menos decorosamente en los dos partidos siguientes. Argentina en cuartos. De ahi nos fuimos de vacaciones a Europa, donde justo nos toco ver el Italia-Alemania en Florencia y la gran final en Paris. Estar en el pais que esta jugando en el momento que esta jugando es fascinante, sobre todo en esa Italia tan apasionada. Me recuerdo abrazado de un pibe fiorentino en una plaza despues del gol de Del Piero que sepulto a Alemania. En Francia fue un poco mas triste, pero igual intenso, con todos los bares repletos y la esperanza muriendo al ultimo. Vimos a les Blues volver en la Plaza de la Concordia y ser recibidos como heroes, aunque hubieran perdido, pues -al igual que yo- nadie esperaba que llegaran tan lejos. Aunque ganara el catenaccio, fue un lindo Mundial.

Y mañana comienza otra historia. Veremos juntos el primer mundial de mi hijo, el cual olvidara al igual que yo no recuerdo Alemania ’74. Mi sueño de ver a Argentina campeon mundial vuelve a no dejarme dormir y espero que lo que recuerde de este sea la imagen de Mascherano levantando la Copa de la FIFA.

Pase lo que pase, espero que sea un Mundial sin problemas de seguridad, que nadie haga boludeces y que gane el buen futbol. Suerte a todos!



Lyon, Alcorcon y Frustracion
febrero 19, 2010, 5:19 pm
Filed under: Futbol Ernestoniano | Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Habia mucha euforia en Madrid. Se hablaba mucho de “villarato” de la caida del Barca, de los cracks merengues, de la vuelta de Cristiano y del taquito de Guti. Se veia venir.

No me cabe duda que el Real va a ser un dia cercano un muy buen equipo, pero de momento, mas que en un par de partidos, no ha dado muestras de mas que normalidad. Pero un par de indicios, el taco de Jose Maria siendo una de ellas, rompio todo y se lanzaron las campanas al vuelo.

Y llego Lyon y como Alcorcon, nunca lo vieron venir. Plantado en su campo y con una estrategia clasica de equipo chico vs. equipo grande, le gano a un Madrid desdibujado, por un gol que pudieron haber sido tres. En esos malditos octavos de final de Champions League (malditos para el Real, claro esta).

Parece que Madrid no se ha dado cuenta que aun el equipo no esta para dominguear, que los partidos para ganarlos hay que jugarlos y que para que Cristiano haga un gol, tiene que embocarlo. Las cosas no son gratis y tanto no lo fueron, que ahora tiene que dar vuelta una eliminatoria horrible en casa. Un mal dia de Ronaldo y Kaka y uno bueno del Chelo Delgado y la defensa gala y chau Madrid.

Por cierto, que esos dias malos de Kaka aparecen con mas facilidad y es triste, porque yo lo sigo creyendo mejor que al portugues, pero hay algo que no calza. No se si es Pellegrini o el tener a dos monstruos como Cristiano y Kaka, o la maldicion de haber sentado a Raul. Algo pasa en Chamartin, parece que hay que mover la mesa y cuando eso pasa caen entrenadores chilenos y de cualquier nacionalidad primero.

El domingo que enfrenten a mi querido submarino amarillo (a quien le prendi una vela anoche), puede ser una definitiva si el pibe Rossi, Senna o el gran Pires se comen a esa floja defensa merengue.

Desde la otra acera, el Barca puedo estar esperando a cinco puntos y esa presion a este Madrid que no se acaba de armar, puede convertirsele en frustracion.