ERNESTONIA


El Día Mas Triste Del Año

IMG_5656

Este domingo se acaba la Copa Mundial de Futbol. Sin duda sera el día mas feliz de croatas o franceses. Sin duda sera mi día mas triste en cuatro años.

Qué hacemos sin Mundial? Cierto, no ha sido un mundial de locuras, sin goles con la mano, penales al cielo, árbitros que pierden su dentadura o jeques que invaden el terreno de juego. Si tuvo los noventa minutos del ARG-FRA con aquella memorable carrera de Mbappé, el gol de Pavard. A Manolo sin bombo en las graderías, o el estreno del tan retrasado VAR que mucho ha ayudado. También tuvo a Diego intoxicado (de nuevo), a los mexicanos sin quinto partido (de nuevo) y a Cristiano, Messi y Neymar volviendo a casa con las manos vaciás (de nuevo).

Tuvo graderías y camerinos limpios, cortesía de jugadores y fans japoneses que todavía sorprenden y al parecer ahora no tendrá tomas de minas buenas en la gradería, cortesía del #metoo. Tendremos que conformarnos con las muecas de Putin desde el palco de honor, supongo yo.

Fuera de lo satelital, lo que importa es el futbol y tal como decía al principio, este fue un mundial sorpresivo, fuera de la normal. La tan tempranera caída alemana vaticinaba una revolución en las canchas y así fueron fracasando argentinos, brasileros, españoles y otras potencias de siempre que no vieron venir a Bélgica, Rusia, Croacia o Inglaterra, que parecían equipos y que se dejaron todo en la cancha.

El caso de Francia, si bien es notable, lo vi venir desde que empezara el mundial. Un grupo tan joven, tan junto, tan rápido y con tanto talento, no podía fracasar. Si el futbol es justo, Francia debería ser campeona del mundo. Punto y aparte para Mbappé. Imagino que así se sintieron algunos al ver jugar a Pelé en el ’58. Creo que estamos frente a otra leyenda, tal vez uno de los cinco grandes. A su lado Griezmann, palo de jugador que tendría de nueve en cualquiera de mis equipos; Pogba, Umtiti, o el recontra crack recuperador que es Kanté. Ningún equipo merece mas ser campeón del mundo.

Ahora, si la vida es justa, el campeón debería ser Croacia. Por qué? Porque todos necesitamos una historia de esperanza. Un país de cuatro millones de personas en la final de un Mundial? Un grupo de niños que vio de primera mano los horrores de una guerra, en la final de un Mundial? Un pibe desgarbado, bajito y que parece cualquier cosa menos un atleta, liderando a un grupo finalista de un Mundial? Un primerizo que podría entrar al firmamento de los mas grandes? Vamos, la vida se merece esta historia. Ya leímos la de Lukaku, pero comparado a su carta, la historia de Croacia es la Odisea, es el Quijote. Desafortunadamente, las mejores obras no tienen finales felices. Yo querría que los croatas si lo tuvieran.

Pero el titulo habla de tristeza, de la miá, no de ninguno de los finalistas. Este mundial lo he visto de pé a pa. Todos los juegos, todos sus minutos, todos sus extra minutos y penales. He oído los comentarios previos, posteriores y durante; me aguante los bailes del Futbol Picante; a esta formula extraña, mezcla de entretenimiento y conocimiento que presentan las cadenas hispanas en los Estados Unidos. Conocí a Rashel y a la Chiqui Baby de Telemundo. Me gustaron los comerciales de Valderrama para Sprint.

Pero llega el lunes y ese día todo se acaba. Y por mas que sepamos que en un año hay Copa América, o en unos meses Mundial de Clubes, o que ya casi vuelve la Liga Española Ronaldo-less, nada puedo tapar el vació que deja un Mundial.

La vida nos cobra. Tanta alegría no puede ser para siempre y tres partidos de futbol diarios fueron suficientes. No va mas. Cest fini.

De momento no doy tregua y me agarro hasta de ese partido por el tercer lugar. Y sera hasta que el ultimo francés no levante esa copa en que me suelte. De hecho ya puse a grabar el partido por si algún día no puedo mas y tal vez solo eso me salve. Como el cigarrillo escondido en la mesa de noche. Como el “ahora quien podrá defendernos?”

Gracias por tanto Rusia! Nos vemos Qatar. No podes llegar mas rápido.

 

Anuncios