ERNESTONIA


El Rey del Final
mayo 5, 2008, 9:36 am
Filed under: Futbol Ernestoniano

Gonzalo Higuain tiene ángel. En sus días de River hizo, pero no tanto como para ser llamado a jugar en el “equipo del siglo”, el gran Madrid, la casa blanca. Llego con Fernando Gago en un momento de revolucion en que Capello necesitaba jóvenes que compitieran con superestrellas establecidas. Ambos cumplieron, pero cuando las papas estaban en el asador, Higuain hizo los goles. Dicen que los goles son amores, pero los goles al final del camino son pasiones.

En el ultimo partido de la temporada pasada, cuando Madrid se arrastraba para llegar a la linea de meta y rebasar a un Barca que lo tenia todo para ser campeón, Higuain le devolvió la vida, con un gol en los últimos minutos del partido, que al final valiera el aliron. Ese día en que Beckham y Roberto Carlos partieron para otros rumbos, el esfuerzo del equipo tal vez opaco el momento de Higuain. Hoy, un año después, es imposible opacarlo. Ni el beso de Raul a Cibeles, ni las imágenes de la Gran Vía a reventar, pueden opacar esa foto mental de Fabio Cannavaro llevando en hombros a Higuain, el heroe engominado que nuevamente anotara en el ultimo minuto. Es otro verdadero triunfo de la clase trabajadora, en el que un muchacho de la banca salva a un equipo de titulares millonarios, en que otro argentino lleva a la gloria a Madrid, como en su tiempo lo hiciera Di Estefano y un poco mas cerca Redondo.

Higuain no tendrá una estatua afuera del Bernabeu, pero ayer entro de lleno en la historia merengue, como el rey de los últimos minutos de los últimos partidos. De los que valen copas.

Ayer no fue un gran día para Ernestonia, pues cayo River en el super clásico y el Inter en el Derby de la Madonnina. El archirrival Madrid se corono campeón, aunque el Barca goleara y el submarino ganara, pero por mas que no me alegra ver al Real campeón, es bueno ver a Higuain vestido de héroe, a Gago y Heinze levantar la copa y al Conejito Saviola haber tenido minutos y ser nombrado mucho al final de la carrera. Cuatro argentinos fueron coronados reyes de España anoche, otro mas en Alemania con el Bayern (Martin Demichelis) y la próxima semana seis mas levantaran otro trofeo en Italia, el tercero consecutivo. Hoy mas Argentonia que Ernestonia, nos sentimos orgullosos por los compatriotas. Salud Campeones!



La ConcaChampions
mayo 1, 2008, 1:15 pm
Filed under: Futbol Ernestoniano

Que semanita! En serio como para agarrarse la cabeza. Cayó Barca en Champions, anoche perdió River (y ganó Boca) y Saprissa no logró el ultimo trofeo de la Concacaf.

Los mexicanos del Pachuca lo quisieron mas y salieron a buscarlo de entrada. Ya para cuando Arrieta hizo el descuento, las banderas japonesas tenían un buen rato ondeando en Hidalgo. Saprissa como siempre, a esperar; Pachuca a ganar. Esto se ha vuelto recurrente los últimos años, sobre todo bajo el reino de Vergara, que no tiene nada que ver en ese asunto. Si tienen que ver Medford y Campos.

Medford fue un buen jugador, para mi el mejor tico que he visto jugar. No lo dudo ni un minuto. Pero como entrenador, para mi no probó tanto. Tuvo una oportunidad con Saprissa, el equipo mas rico de Centroamérica y por ende el que tuvo siempre los jugadores menos malos. Gano campeonatos en Costa Rica, contra una decena de equipos malos y uno mediocre; la UNCAF, contra tres o cuatro equipos malos y pésimos y la Concacaf, por penales. En el Mundial de Clubes le gano 1-0 a un equipo australiano (donde al parecer juegan fútbol) y Liverpool le metió tres antes de parar la maquina. Del partido contra los árabes ni me refiero, porque es un juego por dinero, no por nada mas. Ese es el palmares de Medford con Saprissa. En la selección mayor, su actual trabajo, no ha ganado partidos hace meses y ha tenido oportunidades, la mas clara tal vez ante la banca de Perú.

Justin Campos por su parte, es campeón en Costa Rica, un par de veces si no me equivoco. El a lo mucho fue un jugador mediocre y como entrenador no logro la UNCAF y ahora tampoco Concacaf.

Aparte de la mediocridad como entrenadores, lo que tienen en común estos dos caballeros es el miedo. No solo el miedo a perder, sino el miedo a divertirse. Los últimos equipos de Saprissa no salen a jugar fútbol, salen a cuidar resultados y cuando eso se hace, generalmente se pierde ante equipos mejores. No es muy difícil hacer la ecuación. Si no se tiene una defensa solida como las de la liga inglesa, hay que ir para adelante, pues si les hacen gol, al menos pueden hacer otro. Si ayer nos cabían cuatro goles, teníamos que hacer cinco y tal vez estuvimos cerca de hacer dos o tres. Por eso perdió Saprissa y por eso va a perder todas las veces que se enfrente a un equipo mejor. Si por lo menos saliera a divertirse, la afición quedaría tranquila, porque se trató. No lo digo yo, lo dicen los aficionados del Barcelona que lo vieron morir con las botas puestas ante Man-U y los de Argentina cuando cayó en penales contra Alemania en el Mundial.

Esta claro, el fútbol costarricense es mediocre, pero muchas veces es mediocre por decisión propia. Así, el trago va a ser cada día mas amargo.