ERNESTONIA


Clapton en Crossroads
julio 28, 2007, 2:48 pm
Filed under: Musica

Pinta bien hoy. Clapton y sus amigos toman sus guitarras para apoyar su centro para adictos en Antigua. Espectacular ocasion en el Toyota Park de las afueras de Chicago.

Estos son los participantes:

Jeff Beck, Doyle Bramhall II, Eric Clapton, Robert Cray, Sheryl Crow, Vince Gill, Buddy Guy, BB King, Alison Krauss and Union Station, Sonny Landreth, Albert Lee, Los Lobos, John Mayer, John McLaughlin, Willie Nelson, Robert Randolph & The Family Band, Robbie Robertson, Hubert Sumlin, The Derek Trucks Band, Jimmie Vaughan, Johnny Winter y Steve Winwood.

O sea, que clase de chivo.

Esta es la segunda vez que veo a Eric, para Ursula su primera. Lo vi alla en el 2001, cuando promocionaba su disco “Reptile” y cerrara el concierto con “Over The Rainbow”. En aquel entonces, asombrado luego de una experiencia increible, escribi lo siguiente (que creo nunca se publico):

Reptil

Reseña del Concierto de Eric Clapton. United Center, Chicago, IL. Julio 25, 2001.

 

Un dia martes de este verano venia manejando desde Wisconsin y recorde que el señor Eric Clapton se presentaria a la noche en el United Center, casa de los Bulls. Tenia rato de querer comprar las entradas, pero los precios eran altos ($50-$125) y yo estaba un poco corto esa quincena. Sin embargo, en la mañana, lei en el Chicago Tribune una nota sobre Clapton que me puso a pensar. Este concierto se anunciaba como parte de la ultima gira mundial del artista y yo nunca habia tenido el gusto de verlo. Probablemente esta seria mi ultima oportunidad.

Por fin decidido, tome el telefono y llame a Ticketmaster. Todavia habia boletos.

Personalmente me parece una locura que haya boletos disponibles una hora antes de un concierto de uno de los musicos mas reconocidos del mundo, pero para suerte mia, quedaban asientos y muchos. Deje en la ciudad a mi asistente, pase a cambiarme y me fui al United Center, donde por $20 mas, cambie una entrada que me llevaria a esa parte de la graderia donde sangra la nariz, por un buen asiento. Entre al Centro Unido y me compre la cerveza de rigor.

Entrar al United Center es una de esas cosas que todavia me siguen pareciendo extrañas, donde la tv cumplio su papel. Despues de haber visto por television a Jordan ganar tantos partidos en esa cancha, de saber las partes importantes de la historia del baloncesto que se han definido en esa alfombra de madera y de ver colgando los titulos y los sueños hechos realidad de esta ciudad de una decena de millones de habitantes, el local me da escalofrios. La cerveza los aplaco.

El local solo albergaba a 12,000 ciudadanos, menos de la mitad de su capacidad, pero aunque hubieran sido cuatro, el artista llego a divertirse igual. Un Clapton canoso y sintiendo el peso de los años en su rostro salio a escena en un escenario simple, contrario a su interpretacion. Se sento en su banco junto a musicos de la talla de Billy Preston (por si no lo saben, toco el piano en la version original de “Hey Jude” de Beatles),  del baterista Steve Gadd y de otro vituoso de los teclados, David Sancious, quien visitara Costa Rica junto con la banda de Sting que se presentara en el Palacio de los Deportes hace algunos años y dio comienzo al primer set.

El show comenzo en un formato mas acustico, presentando canciones de su ultimo album “Reptile”, mucho mas blues que sus ultimas composiciones, pero igualmente agradable, incluyendo a su inicio el cover de “Got you on my mind”. Pero en la cuarta cancion, el tiempo se detuvo con “Tears in heaven”, frente una audiencia en total silencio, sabedora del significado de la cancion para el artista. Paso por ahi tambien “Father’s eyes”. La guitarra de Clapton contradecia las leyes de la fisica. y hacia realidad sueños de rock n’ roll.

Clapton se levanto. Tomo su guitarra electrica y se hizo el color. Aquella legendaria guitarra del rock contemporaneo estallo con “After Midnight” y siguio con “Layla”. Ni hablar de “Cocaine”. Fue una de esas noches de exitos en que canciones viejas como “Wonderful Tonight” y otras mas recientes como “Change The World” me hicieron recordar los tiempos que he pasado junto a Clapton, en un cd, en la radio, en un video, o simplemente soñando que se tocar guitarra y que algun dia podre tocar como el.

Por si fuera poco, invito a Buddy Guy (ganador de premios de la academia, leyenda aqui en Chicago y uno de los pocos padres del blues con vida), e interpreto con el “Hoochie Coochie Man”, en una batalla de guitarras.

Clapton se fue y volvio. Con 56 años encima nos recordo que habia sido miembro de la legendaria banda Cream y que desde 1967 hacia canciones tan grandes como “Sunshine Of Your Love” que tocara como si tuviera veinte. Su ultima cancion fue una version acustica de “Somewhere Over The Rainbow”.

Y las luces se apagaron.

Este ha sido un grato verano. He podido ver a Oasis, U2, Eric Clapton y Tom Petty y hoy mas que nunca puedo decir que el rock esta vivo, que no hay nada mejor y que definitivamente, frente a los N’Sync, Backstreet Boys y todos los que estan tratando de hacer de la musica un espacio no tan grato, sigue levantandose orgulloso el Señor Clapton, siempre con su guitarra al hombro, siempre disfrutando, siempre haciendonos creer.

Señores, el rock esta vivo, hoy mas que nunca, en los pasos de un reptil. 

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: